8 de marzo de 2009

Las lesiones musculares y el frío

No hace mucho, un conocido que tuvo la necesidad de asistir a un buen fisio por una lesión, me comentó que éste le dijo que, para un gran número de lesiones musculares, la mejor solución es el frío. Este hombre estaba convencido de que el agua congeladita, rodeada por una toalla y aplicada al músculo, no se receta más por la sencilla razón de que es gratis.

Yo no sé si es así o no. Carezco de conocimientos médicos. Ahora bien, puedo contar mi caso.

Llevo arrastrando una fascitis plantar un par de meses. La fascia es como una telita que comienza en el talón y va a lo largo de la planta del pie, uniéndose a los huesos de la eminencia metatarsiana. Está cubierta por una capita de grasa para amortiguar los golpes. Conforme uno se va haciendo mayor, la capita disminuye y, además, la fascia pierde elasticidad, con lo que es más fácil que se lesione, provocando dolor en el talón. Bueno, pues eso me ha pasado a mí.

(¡Atención!, no descuidéis nunca el cambio de zapatillas cuando éstas van perdiendo amortiguación. La espalda, las rodillas y las plantas de los piés lo pagarán).

Durante esos 2 meses he tomado ibuprofeno, he restringido la actividad a mínimos, y he ido a trabajar con distintas variaciones ridículas de calzado/vestimenta. Al principio zapatillas con pantalón de pana. Demasiado pascuero para alguien que siempre van con traje. Luego traje, zapato y zapatilla deportiva (pensé, "si me ven así sabrán que no es que me haya vuelto un hortera, sino que es una lesión"). Descojono general. Luego traje y 2 zapatillas. Más descojono y miraditas de reojo. En resumen, he forjado un poquito más mi carácter en el trabajo y por la calle, pero al final sigo con el dolorcito de marras.

Este fin de semana he recordado el comentario de mi conocido y también que en casa había en el congelador un gel de esos que va recubierto por plástico y que puedes congelar o calentar al microondas. Como ya estaba congelado, me he envuelto el talón y la planta del pié con él. He notado bastante alivio. He repetido la operación un par de veces y...voilá!, el dolorcillo ha remitido significativamente.

¿Será verdad que el frío es el mejor de los remedios para este tipo de lesiones? La verdad es que me ha venido a la memoria la imagen de Pau Gasol en las Olimpiadas siendo entrevistado con los pies en un cubo lleno de hielo y la de atletas y futbolistas que nada más lesionarse lo primero que ves es que les ponen frío en la zona de la lesión.

En fin, si no conocíais este tipo de geles, os aconsejo que los tengáis en cuenta ante las siempre inoportunas lesiones musculares que de vez en cuando llaman a la puerta. Se venden, de distintas marcas, en farmacias y tiendas de deportes.