28 de marzo de 2009

Ficha fácil 10. Cómo protegerse en una red social.

Insistiendo en los peligros que tienen las redes sociales, especialmente para los menores, en este comentario propongo una serie de recomendaciones para minimizar la exposición a los mismos. Nadie daría determinada información sobre su intimidad al primero que pasara por la calle. Es de sentido común. Sin embargo, nuestros hij@s sí que lo están haciendo. Unas veces por desconocimiento, otras por inconsciencia. Otras porque quieren. Da igual. El resultado es que mucho desconocido puede saber muchas cosas sobre ell@s (a qué colegio van, edad, aficiones, donde viven, si se han enamorado alguna vez, si han pasado una mala racha, fotos suyas, horarios, ...). Lo tienen sólo a un click de distancia.

  1. Al darte de alta en una red social, no des nunca tu nombre verdadero. Usa pseudónimos o alias. Por ejemplo, en lugar de “Federico Pérez Moliner”, puedes usar "fperez" o "listill@".
  2. No informes sobre tu dirección, colegio, fotos, aficiones, horarios, teléfono, lugares donde quedas con tus colegas, fecha de nacimiento, ... Tus amigos ya saben eso de tí. Y a quien no es tu amigo, no le importan.
  3. Nunca digas nada en una red social que no le dirías en la vida real a alguien de quien no te fiases. Lo que digas, se puede saber por quien tu no sabes. Los datos que aportas para tu perfil tienen más visibilidad de la que puedas imaginar. Hay buscadores de Internet que los muestran y algunas redes sociales los consideran suyos a los efectos que consideren oportunos.
  4. No contestes a encuestas en la que se preguntan cuestiones personales (si has estado enamorad@, si te han roto alguna vez el corazón, como séría tu chic@ ideal, ...)
  5. No contactes con nadie a quien no conozcas ya en el mundo real. Sé que muchas veces es una tentación. Más aún porque quien quiera engañarte se presentará siempre como alguien simpático, atractivo, ocurrente, con aficiones similares a las tuyas, ... Pero no piques. Sé list@ y que no te la peguen.
  6. Restringe tu usuario. Aunque la ley dice que al darte de alta en una red social, tu perfil debe tener los valores que menos te expongan, luego eso no es así. Fijate bien y edita tu perfil parta limitarlo. Por ejemplo, no dejes que se puedan etiquetar por parte de otros fotos en las que estás tú (si lo permites, cuando te busquen en la red social, apareceras en fotos que ni conoces), no permitas que puedan verte más que tus amigos (en algunas redes sociales, al darte de alta, si no dices nada, te puede ver cualquiera o, al menos, los amigos de tus amigos, a quién tu es fácil que ni conozcas), ...
  7. No uses Webcams.
  8. Cualquier comportamiento que te huela mal en la red social, coméntalo con tus padres o un adulto de confianza. Valorad entre ambos si es algo a denunciar a los administradores de la red. Con esto te haces un favor a ti y a otros miembros de la red que tal vez no sean tan cautos como tú y acaben metiéndose en un problema.
  9. El padre debe conectarse de vez en cuando con su hij@ para ser consciente de la ventana a la que éste se está asomando. No debe ver ningún detalle de la información de otr@s. Eso pertenece a la intimidad de nuestr@s hij@s y sus amig@s. Pero sí saber qué tipo de información podría ver si quisiera. Otros quieren y... la verán.
  10. Tómate esto en serio. No es un juego. Cuando uno deja de darle la importancia que tiene a determinadas cosas (y por desgracia eso está pasando con demasiada frecuencia en nuestra sociedad), éstas pueden acabar llamando a la puerta de una manera desagradable.